Tartas de boda, ¿qué debe llevar la tarta de boda perfecta?

Pocos días hay más importantes para alguien que aquel en el que se compromete con la persona a la que más quiere del mundo. Por eso, las parejas próximas a darse el sí quiero tratan de cuidar todos los preparativos de su gran día al detalle. Además de tratar de conseguir que todos los elementos que componen su boda sean lo más personalizados posibles, y que vayan tanto con el estilo del enlace, como con la personalidad y los gustos de los novios. En este sentido, las tartas de boda no podían ser menos. Pero, ¿qué debe llevar la tarta de boda perfecta?

Si estás un poco perdido en esto de los sabores y las tartas personalizadas, y buscas tartas de boda en Granada, no te pierdas este post, ¡te contamos todo lo que debes saber!

¿Cómo elegir la tarta de boda perfecta?

Si hay un término subjetivo por excelencia, ese es el de ‘perfecto’. Así que a la hora de buscar la tarta de boda ideal, son muchos los factores que se deberán tener en cuenta. El primero de ellos es el gusto de los novios. Hoy en día todo vale en tartas de boda personalizadas. Mientras hay quienes siguen apostando por tartas de varios pisos, al estilo más clásico, otros novios prefieren algo mucho más moderno y minimalista. Pero como decimos, todo vale. ¿Quieres una tarta gigante en forma de corazón?, ¿una tarta flotante?, ¿una tarta de boda temática?, ¿con tus colores favoritos?… ¡En Tartas Cristina la hacemos realidad para ti!

Tipos de tartas para bodas

El primer paso para encontrar la tarta de boda perfecta para cada pareja es conocer las distintas posibilidades y alternativas. Las más habituales son las siguientes:

Tartas de fondant para bodas

Naked cake, de estilo vintage, que muestran el interior de la tarta al no llevar ninguna capa de fondant o color que cubra los bizcochos que la conforman. Estas pueden ser decoradas con flores, secas o naturales, frutas, hojas, figuras…

Ruffle Cake, elaborada con distintas boquillas que dan forma al merengue o ‘buttercream’ con el que se elabora su cobertura.

Tarta acuarela, o tarta al lienzo, es un tipo de tarta que cada vez se ve más en bodas por el aspecto tan elegante que tienen. En ella, como si de un lienzo se tratase, se mezclan distintos tonos y colores como si fuesen acuarela. Por lo que el acabado final es único y ligero, como un bonito cuadro realizado con pintura al agua.

Elegir la tarta según el tipo de boda

Aunque existe total libertad para elegir la tarta nupcial, lo ideal es que ésta vaya acorde al estilo que se haya elegido para este día único y especial. Este estilo podrá quedar marcado desde el primer momento por las invitaciones elegidas, que siempre son como esa primera impresión de la boda para los invitados. Y ya en el día de la boda, se reflejará en el look de los novios, el tipo de coche que elijan, la decoración del templo o el altar civil, el tipo de menú, e incluso en las canciones que acompañen la velada.

Así que, gracias a la posibilidad de personalizar las tartas de boda, ya no existen excusas para no disfrutar de un pastel que vaya totalmente acorde al estilo de los novios. En este sentido se tendrá en cuanta el tamaño del pastel, el color/es, la decoración que se elija, e incluso el sabor.

¿De qué sabor elegir la tarta de boda?

En cuanto al sabor ideal para la tarta nupcial tampoco hay nada escrito, ya que esto también dependerá de lo que decidan los novios. Hoy en día las opciones son prácticamente ilimitadas. Están las clásicas tartas de bizcocho de vainilla y crema o nata, o las infalibles tartas de chocolate. Pero también es posible decantarse por una tarta de queso, tarta de piononos, de turrón, de fresas, o de cualquier otro sabor que nos encante y queramos homenajear en este día tan mágico para novios e invitados.