Recetas de tarta de calabaza para diabéticos

Se acerca Halloween, una fecha estupenda para probar cosas nuevas en la cocina y sorprender a tus familiares o amigos con las recetas más terroríficas. ¿Y qué mejor si además aprovechamos los frutos típicos de otoño como las calabazas? En este caso, pensando en todas esas personas que buscan recetas para diabéticos o dulces sin azúcar, os traemos dos versiones de tarta de calabaza para diabéticos que os producirán más de un escalofrío (¡en el buen sentido!).

Recordad que en Tartas Cristina elaboramos tartas para diabéticos en Granada, perfectas para endulzar el día a esa persona tan especial que no puede consumir alimentos con azúcar.

Bizcocho de calabaza apto para diabéticos

La primera opción de nuestras recetas de tartas de calabaza para diabéticos es un delicioso bizcocho light que puede decorarse con motivos del Día de los Muertos o bien consumirse en cualquier otra época del año sin ningún tipo de decoración en especial. ¡Porque lo cierto es que está para chuparse los dedos!. Y además, aunque tiene hidratos, al utilizar harina integral en su elaboración, éstos se absorberán más lentamente. Por lo que no provoca ese aumento de glucosa tan rápido que intentamos evitar cuando elaboramos dulces para diabéticos.

Ingredientes para hacer bizcocho de calabaza sin azúcar

Para elaborar esta tarta de calabaza para diabéticos necesitaremos:

-250 gr de nuestro ingrediente estrella para esta tarta, la calabaza. Que esté limpia y sin pepitas.

-250 gr de harina de trigo integral. Aunque si se prefiere puede utilizarse cualquier otro tipo de harina.

-4 huevos M

-75 ml de aceite de oliva suave

-20 gr de stevia en polvo

-1 sobre de levadura/16 gramos

-Cucharadita de canela (opcional)

-Una pizca de mantequilla light para engrasar el molde

Paso a paso para elaborar bizcocho de calabazada para diabéticos

-El primer paso será limpiar la calabaza. Para ello le quitaremos todos los hilos y las pepitas que pueda tener en el interior. Aunque otra opción es comprar la pieza de calabaza ya limpia y cortarla en dados pequeños para que se cuezan antes.

-Precalienta el horno a 180 grados.

-Hervimos la calabaza a fuego medio alto durante unos 20 minutos o hasta que esté blanda. Escurrimos y trituramos la calabaza con ayuda de una batidora o robot de cocina hasta conseguir un puré homogéneo.

-En el siguiente paso batimos los huevos, añadimos la stevia y seguimos batiendo un poco más hasta que se forma espuma.

-Añadimos el aceite y mezclamos con las varillas.

-Es el turno del resto de ingredientes secos: Harina, levadura y opcionalmente, canela. Añadimos y mezclamos.

-Para terminar incorporamos el puré de calabaza y mezclamos todo hasta conseguir una masa sin grumos.

-Añadimos la masa a un molde previamente engrasado con un poco de mantequilla light o aceite, y horneamos a 180º durante unos 35 o 40 minutos. Siempre lo ideal es que pasado este tiempo pinchemos con un palillo el bizcocho y comprobemos que sale limpio.

-Si se hace este bizcocho para Halloween puede utilizarse chocolate negro sin azúcar para pintar una telaraña sobre él.

Receta fácil y sin horno de tarta de calabaza para diabéticos

Si prefieres la consistencia de un pastel al de un bizcocho, toma nota de esta otra receta ideal para otoño o Halloween. Para elaborarla sustituimos la harina y la levadura por gelatina y queso de untar light. Así que además de no tener azúcar, otra de las ventajas de esta tarta de calabaza para diabéticos es que no necesita horno.

Ingredientes para hacer tarta de calabaza sin horno

-600 gr. de calabaza asada

-100 ml. de leche (puede ser vegetal)

-2 cucharadas de miel o del edulcorante que se prefiera

-5 hojas de gelatina neutra o Agar Agar

-Una cucharadita de canela en polvo

-Una cucharadita de jengibre en polvo

-Opcional, cuatro cucharadas de coco rallado

Elaboración de pastel de calabaza sin horno y sin azúcar

-Metemos las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría para hidratarlas. Mientras tanto, calentamos la leche y cuando la gelatina esté lista, la añadimos y removemos.

-Con la calabaza ya limpia y asada siguiendo los pasos de la receta anterior, la batimos junto al resto de ingredientes.

-Vertemos en un molde y dejamos refrigerar al menos unas cinco horas, preferiblemente de un día para otro.

Otra opción es verter esta masa sobre una base de avena, nueces y dátiles, como si se tratase de un ‘pumpkin pie’ o ‘pie de calabaza’.