Postres fríos para verano. ¿Te animas con estas recetas sencillas?

En verano, muchos fabricantes de dulces de chocolate paran su producción. Ya que esta época del año es la mejor para muchas cosas, pero no lo es tanto para conservar las propiedades de este bien tan preciado. Así que es el momento de dar paso a los postres fríos para verano. ¡Porque no hay nada mejor en un día caluroso que refrescarse con un bocado delicioso y además, bien frío! Así que hoy te traemos algunas recetas de postres fresquitos y fáciles para hacer en casa, que desde Tartas Cristina estamos seguros de que te encantarán. Aunque si con este calor te apetece más salir a pasear, que meterte en la cocina a cocinar, siempre puedes disfrutar de los mejores dulces fríos en nuestra pasteleria en Granada.

Receta de mousse de limón

El mousse de limón es uno de los postres fríos más sencillos y refrescantes. Un postre infalible para una comida o cena de verano en casa, o para cualquier día que nos apetezca algo dulce, pero a la vez ligero. Y además, para su elaboración tan sólo se necesitan tres ingredientes: Limones, yogures y leche condensada.

Ingredientes para hacer mousse de limón

-6 yogures naturales, o yogures de limón. Si no se tiene yogur, puede utilizarse la mitad de cantidad de nata para montar

-275 gr de leche condensada

-2 limones, tanto su zumo, como su ralladura

Elaboración

¡Hacer este mouuse es realmente sencillo! Vierte en un bol los yogures (o la nata) y la leche condensada. Bate con ayuda de unas varillas, con un robot de cocina o con la batidora eléctrica.

Ahora incorpora el zumo de limón y la ralladura de los dos limones.

Seguimos batiendo con cuidado, hasta que empiecen a formarse una especie de burbujas y la mezcla vaya volviéndose cada vez más espesa.

Por último, vierte el mousse en boles, ‘vasitos’ o copas individuales y reserva en el frigorífico por un mínimo de cinco horas. Aunque lo ideal es consumirlo al día siguiente.

Receta de helado de plátano casero sin heladera

Los helados son para muchos los postres fríos del verano por excelencia. Así que si eres un amante de este dulce tan apetecible, pero no tienes una heladera en casa, toma nota de esta receta de helado de plátano casero. ¡Te va a encantar!

Ingredientes para elaborar helado de plátano y nueces

-300 ml de leche entera

-300 ml de nata líquida para montar (al menos 35% materia grasa)

-4 plátanos

-125 gr de azúcar moreno

-1 yogur natural

-1 palo de canela

-1 clara de huevo

-Una cucharadita de esencia de vainilla

-Una cucharada de zumo de limón

-50 gr de nueces peladas

Elaboración

Pon en un cazo los plátanos pelados y troceados, junto a la leche, la nata, el azúcar, la vainilla, la canela y el zumo de limón.

Calienta la mezcla hasta llevarla a ebullución, retira del fuego y deja enfriar. Quita la canela y tritura con la batidora la mezcla restante.

Monta la clara del huevo a punto de nieve, añade el yogur y mezcla con movimientos envolventes la preparación del plátano.

Pasa la mezcla a un recipiente con tapa y mételo en el congelador. Lo ideal es remover la mezcla cada hora, durante las primera cuatro horas. Pasado este tiempo, deberá estar en el congelador al menos cuatro horas más.

Puede servirse junto a nueces trituradas por encima, o junto a cualquier sirope que nos guste.

Para conseguir que el helado quede bien cremoso es importante remover la mezcla con ayuda de unas varillas cada hora, o cuando la mezcla empiece a congelarse. Repitiendo esto tres veces, se conseguirá evitar los cristales de hielo y que la mezcla resultante sea mucho más homogénea.

También la miel funciona muy bien para dar cremosidad, incluso puede sustituirse por el azúcar.